miércoles, 23 de marzo de 2011

Las noches... en Campo Real





Iba a ser una aventura, una experiencia, la primera de esta nueva chica. Tenía claro que tenía que ser contigo, y sólo puedo reafirmarme. Esa noche se ha convertido en una serie de magníficos encuentros, cada uno mejor que el anterior y que por lo que pinta, no creo que terminen pronto.

La primera noche, tu olor, el corte de estar con un desconocido, esta visita inoportuna que aparece inusualmente pronto, casi jodiéndonos los planes. Te veo, y me gustas, y me intimidas con tu mirada intensa, perpetua, te gusto, me gusta gustarte. Aún no me has tocado y ya estoy que me salgo. Más deseo?? Yo, sin duda. Tu espejo, tus miradas voraces, mi cara, es cierto, que cara se me pone!! O me pones, Maestro. Te cuelas por todo mi cuerpo con facilidad pasmosa, da igual por delante que por detrás, por arriba o por debajo, me pones tanto y tan bien que se me olvida todo. Tu brazo sobre mí por la noche, me extraña, y me encanta…

La segunda, tras sentir que me deseas rodeados de gente, cada vez me gustas más, esa sudadera que me encanta, sabiendo, claro, lo que hay debajo. Ya no hay nervios, ya no hay prisas… Ni tampoco sueño

La tercera, y no definitiva, estoy segura, increíble, no sé cómo lo consigues pero cada noche te superas, me entran dudas de quién hace más meigallos… Tus palabras, tus miradas, hacen que esta noche sólo desee sentirte todo en mi de nuevo.

No ha sido muy explícita esta entrada, pero es lo que tiene, me has follado, estupendamente, no sólo el cuerpo, también la mente.

PD: celebro tu vuelta al blog, no dejes de hacer lo que tan bien se te da…

3 comentarios:

  1. Gracias por la entrada.

    Espero que sigas inspirando entradas en mi blog.

    Cada vez tengo menos miedo ;)

    ResponderEliminar

Te ha gustado??? Dime